Mi madre me dice que siente vergüenza de mi


Por: Rocío Ranciari*

Y yo quisiera explicarle y que comprenda
o por lo menos lo intente: no se elige
vivir así, como la lluvia de verano
a veces pasa simplemente: nos toca
habitar el mundo desde lugares increíbles. 
Que hay a quiénes nos pesa conocer 
el sufrimiento de los árboles
que nunca llegan a besar su sombra.
Ahora sé que no puedo contarte, mamá
que vos y yo compartimos algo más
que nuestra sangre y es este brillo que nos aleja.
La energía del cielo que te dá terror sentir en vos
y es mi alimento, que hay que estar atentas
a las palabras porque pueden dar golpes o 
ser caricia. Que si abrazamos, si nos abrazamos 
nosotras un día, mamá, debemos saber 
somos las protagonistas de un acto de completo coraje
porque estaríamos rendidas
ya no seríamos vos y yo, sino nosotras 
con todas nuestras luces y sombras por fin 
sintiéndonos, primitivas y amables penetrar un cuerpo.



*Rocío Ranciari. 1992, Rosario. Estudiante de la Escuela de Música dependiente de la Facultad de Humanidades y Artes de Rosario, UNR. Actualmente reside y desarrolla sus actividades en la misma ciudad. Mujer, amante de la naturaleza y de la poesía (no concibe la existencia de una sin la otra).