Editorial: Lazos

Lazos en "El Jardín de las Delicias"
El Bosco. Tríptico cerrado (1500-1505). 
El cuadro cerrado en su parte exterior alude al tercer día de la creación del mundo. Se representa un globo terráqueo, con la Tierra dentro de una esfera transparente, símbolo, según Tolnay, de la fragilidad del universo, del cigoto de la creación. Solo hay formas vegetales y minerales, no hay animales ni personas. No hay lazos. Está pintado en tonos grises, blanco y negro, lo que se corresponde a un mundo sin el Sol ni la Luna.

El Bosco. Tríptico abierto (1500-1505).
Al abrirse, el tríptico presenta, en el panel izquierdo, una imagen del paraíso donde como Eva y Adán se recrea lo amoroso de la espera y el encuentro con la magia de la creación. El universo regalando una sonrisa estrelladaMirar la casa infinitamente generosa, como una línea de tiempo.

En el centro del cuadro se representa la locura desatada: el hombre interpela al mundo con un mecanismo de amor letal. Se apropia, lo explora, lo usa. Ha perdido la inocencia en un desgarrado tercer mundo.

Por último tenemos el panel de la derecha donde se representa un escenario apocalíptico. Como un desmonte. Seres aislados, con miedo e incertidumbres. Sometidos a la barbarie ignoran que la vida y el origen están a un paso.

"La estructura de la obra, en sí, también cuenta con un encuadre simbólico: al abrirse, realmente se cierra simbólicamente, porque en su contenido está el principio y el fin humano".*





*Párrafo extraído del análisis de la obra "El jardín de las delicias" en Wikipedia.