Oh, benditas fiestas. Tanto santas como profanas

Por Evelyn Zárate Henao*


¡Espejo sin mancha, santo de los santos,
sin igual imagen del Dios soberano!
¡Borra nuestras culpas, salva al desterrado
y en forma de niño, da al mísero amparo!
- Oración al niño Jesús.

Las fiestas son épocas de celebración y conmemoración, bien sea por acontecimientos alegres que marcaron la historia de una Nación y se convirtieron en tradición. Éstas  nos llenan de alegría y nostalgia evocando épocas pasadas. Muchas veces nos remontan a tiempos donde fuimos más chicos y creamos recuerdos que vivirán en nuestra memoria hasta el final de nuestros días.

En éstas épocas festivas, cuando el año está por culminar y se respira un ambiente hogareño, no puedo menos que recordar las navidades alrededor del pesebre cantando villancicos y comiendo natilla, junto al árbol repartiendo regalos y para finalizar las fiestas, el año nuevo, mi abuela con las 12 uvas en la boca y luego bañada en champaña al recibir el año.

Una de las grandes tradiciones colombianas, aunque también presente en otros países latinoamericanos y en España son las novenas, donde aunque la tradición dice que debe hacerse para pedir por la intersección de alguien cercano por sus méritos en vida con el objetivo de que sea concedida alguna gracia, éstas también se aprovechan para reunirse con las familia y los amigos, para pasar un rato jocoso y agradable, sin olvidar la comilona, por supuesto.

Otra gran celebración de esta época es el año nuevo, una época de redención, resarcimiento y reconciliación. Esta da lugar a un nuevo inicio y es la oportunidad perfecta para marcar un punto aparte frente a situaciones que atormentan la calma, permite trazar nuevas metas y establecer nuevos objetivos. En Colombia tenemos muchas tradiciones a modo de petición para nuevos y mejores tiempos en el año que comienza las cuales en su mayoría se deben realizar antes de que el reloj marque el nuevo año. Están por ejemplo, las 12 uvas: cada una de las cuales equivale a un deseo. También está la carta con los 12 deseos que es quemada cuando acaban las castañuelas (los primeros días del año que según la creencia, marcan cómo va a transcurrir el año en general).

Además de las fiestas habituales de los últimos meses del año, existen muchas otras alrededor del mundo, las cuales distan bastante de ser como la navidad y van dirigidas en su mayoría hacia los amigos y la desinhibición, como lo es la fiesta de luna llena tailandesa que se celebra cada mes, el holi festival en India, El Oktoberfest en Alemania,  o el Burning man en Estados Unidos. También existen otras para conmemorar a nuestros muertos y antepasados como lo es el “día de los muertos” en México que se celebra el 2 de noviembre.

Todas estas fiestas, en su mayoría se remontan a mucho tiempo atrás y están llenas de dicha y alegría y en la actualidad no son solo tradición sino también la más hermosa excusa para reunirse con amigos y familia y pasar un buen rato con quienes queremos y muchas veces no podemos dedicarles tanto tiempo como quisiéramos.



--
*Evelyn Zárate Henao es estudiante de segundo semestre en la Facultad de Medicina de la Universidad de El Bosque, en Bogotá, Colombia.