Píldoras para el miedo: salir de la zona de confort

por Marian Jana Ortiz Vásquez*

Es imposible nunca haber sentido peligro, más descriptivo aún esa sensación de ansiedad, de rebote en el estómago, estar en shock, tener los pelos de punta, temblar y sentirse intimidado, mínimo e impotente.
Para muchos sentir esta emoción primaria es tener un sentimiento desagradable, evitando cada escena de la vida que parezca un poco a película de terror, es curioso que en la mayoría de los casos  el miedo humano se derive de la soledad, es decir que el hecho de estar en un espacio deshabitado en donde solo el propio ser  y cuerpo son las únicas “compañías” espacial sea motivo para descomponerse psicológicamente, demostrando que necesitamos de otros para sentir tranquilidad. Haber, ¿quién no ha sentido miedo cuando está sólo en casa?, así sea por unos instantes, empelicularse con imágenes mentales que solo dan pavor y descontrol.
Esta emoción se manifiesta en todos los animales sin importar su fortaleza, dependiendo del estado de amenaza en el que se esté, aunque también puede estar presente el miedo neurótico que es aquel que se apodera de los sentidos a pesar de no estar en peligro.
Hablar de miedo es hablar un poco también sobre la muerte, y claro cuando esta se está presente, personalmente le temo a este momento, no cuando pase, me da miedo pensar en cómo va a ser, si sufriré… el miedo también es el sentimiento que ronda la cabeza de los suicidad, de aquellos que acaban con sus propia vida ya que no tienen control alguno sobre las condiciones en las cuales se está caminando, viviendo, vibrando.
Es loco saber que ese miedo es excitante y a veces realizar acciones que retan esa sensación es una adicción, y cada vez se quiere retar más y más esa línea de la vida o el final de ella.
Por supuesto es considerado uno de los sentires más interesantes que  se puede experimentar ya que el mismo combinado con una pisca de fortaleza puede esclarecer  muchas de las características que componen a un individuo y más aún como improvisar de una maravillosa manera los azares de la vida misma.
Temor, claro… eso es estar vivos, eso es dejar pasar la adrenalina por cada una de las cavidades, desde la parte anterior del maxilar superior como dice la canción, hasta pasar por la entrepierna y fluir entre los dedos de los pies.  Como una poesía, a esta emoción hay que cogerla de la mano, ponerla a danzar y luego observar como entre paso y paso se puede llegar a un gran bailoteo de versos continuos de fuerza.

Romper, aguantar la respiración y el resto lo decide cada quien
El instante de transpiración, ese es el momento de tomar una píldora y salir de esa zona confort, no solo hablo de salir de la comodidad, sino también de echarle fuego a ese sin sabor de no arriesgarse, en la zona de confrontación.
Y  es ese momento en el que todo se congela y la duda con una leve sonrisa empieza a azotar y a reinar. Tenga en cuenta varias píldoras, téngalas a la mano no vaya a ser que su respiración se descontrole y pueda morir asfixiado.

El 1, 2, 3 a ciegas: esta píldora se debe tomar cuando los primeros aleteos empiezan a invadir el estómago, bajando por la pelvis. Recuerde cerrar sus ojos, y enfocar antes de estos segundos mentales, estire su cuello y labios, hasta llegar a su objetivo. Tranquilo, la sudoración en las manos es normal.

La siguiente píldora se llama el autobulling: Se debe tomar cuando la mente esta en blanco, sentirse insignificante y desarmado son los principales síntomas, sacar un chiste improvisado ya sea de usted o del momento, le ayudaran a que ese frío en el esófago comience a desvanecer.

Esta píldora es para los casos de soledad, se llama el karaoke: Cante como si estuviera loco, a veces la mente nos hace malas jugadas y empelicularse con bobadas es lo normal, poner música y cantar así suene como la chimoltrufia es crear una auto compañía.

Eso sí, tema, con ganas pero con glamour, no le de miedo al miedo, la sensación de estar vivos es el verdadero  papel de súper héroe urbano. 


*Marian Jana Ortíz Vásquez 
es graduada en Comunicación social con énfasis en comunicación alternativa, producción y preproducción de medios audiovisuales y escritos de la Universidad de Manizales. Colombia.
Experta en Periodismo comunitario. Actualmente nuestra corresponsal en ciudad de Panamá. Rep. de Panamá.