fotografía de Adriana Petrigliano

Osho expresa que la actitud Zen ante la muerte es la risa: "Sí, la risa es la actitud del Zen ante la muerte y también ante la vida porque la vida y la muerte no están separadas. Sin ninguna duda, la actitud que tengas hacia la vida será la actitud que tengas hacia la muerte porque la muerte llega como el supremo florecimiento de la vida. La vida existe para la muerte. La vida existe a través de la muerte. Sin la muerte no habría vida en absoluto. La muerte no es el final sino la culminación, el clímax. La muerte no es el enemigo, es el amigo. Hace que la vida sea posible”.
Un sinnúmero de supersticiones populares abordan el tema de la muerte y se conjura con coplas y acciones que desde los mitos pueden romper el hechizo.