La carretera Paranamericana, 48.000 Km de aventura

LA CARRETERA PANAMERICANA O RUTA PANAMERICANA
48.000 KILÓMETROS DE AVENTURA

 Texto y Fotografías Por: John Mayshash



La Carretera Panamericana o "Ruta Panamericana", es un sistema colectivo de carreteras, de aproximadamente 48.000 km de largo, que vincula casi a todos los países del hemisferio occidental del continente americano con un tramo unido de carretera. Inicia en la Bahía Prudhoe en Alaska, Estados Unidos y termina en Ushuaia, Argentina. Los países que atraviesa son: Estados Unidos, Canadá, México, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina

ASFALTO, Y ARENA.
Quizás una modernización del camino del Inca, tal vez, una réplica más completa de los caminos indígenas, que desde hacía más de 9000 años ejercían comercio por toda la vasta región del Continente Americano total, desde el Norte en Alaska, hasta Ushuaia en Argentina.
Si se compara en el mapa, la ruta que los Chaskis o mensajeros Incas realizaban por toda América, notaremos que básicamente es la misma ruta de la actualidad, con algunas variantes entre ciudades y asfaltada y modernizada.
Asfalto y arena, los principales elementos del suelo durante su recorrido, nos brindan paisajes extraordinarios con cambiantes colores de los verdes  bosques, valles y praderas, hasta el ocre tono de las dunas en los desiertos,  fauna y flora cambiantes;  al paso de los diferentes países y regiones. También el océano pacífico, enmarca la ruta, ofreciendo al viajero maravillosas oportunidades de recreación, así como de gastronomía.
Los correos Incas, utilizaban atajos y entre-caminos con la ingeniería propia de su época y evitando terrenos fangosos o pantanosos; mediante las terrazas o escalones de ruta, que se diseñaron  por Perú, Ecuador y Colombia, dadas las condiciones difíciles de la topografía andina, en comparación con la fácil topografía de los desiertos y planicies de Chile y Argentina.

SU CONSTRUCCIÓN
Fue concebida en la V Conferencia Internacional de los Estados Americanos en 1923, celebrándose el Primer Congreso Panamericano de Carreteras en Buenos Aires en 1925, al que siguieron los años de 1929 y 1939.
La Carretera Panamericana se encuentra casi completa, y se extiende como ya se dijo,  desde Alaska en Norteamérica hasta la Argentina , pasando por Bogotá, Lima, Valparaíso, Chile y Buenos Aires, en  Suramérica.
El tramo notable que impide que la carretera se conecte completamente es un trayecto de 87 km de selva montañosa dura, ubicado entre Panamá (58 km) y Colombia  (29 km) llamado el Tapón de Darién. La Carretera Panamericana se corta en Yaviza  Panamá, y en Lomas Aisladas en Colombia; donde se da inicio a la Carretera Panamericana en  América del Sur.

Existen actualmente dos proyectos en ejecución Transversal de las Américas  y las Autopistas de la Montaña y su principal obra es la construcción de la autovía o doble calzada, como se denomina en Colombia, entre Medellín y Turbo, que posteriormente hará posible el tramo faltante de 87 km de la carretera Panamericana que unirá las Américas.
Pasa por climas y sistemas ecológicos diversos, desde las selvas densas hasta las montañas congeladas de los Andes. Es poco uniforme, algunos tramos no son transitables durante la estación de lluvias, y en muchas regiones viajar en auto pequeño es un riesgo. Las partes famosas incluyen la Carretera de Alaska y la Carretera Interamericana.
La Carretera Interamericana es la denominación del tramo que va desde Estados Unidos hasta el pueblo de Yaviza en Panamá, parte de este trecho es frecuentemente empleado por los turistas norteamericanos que conducen a México.

VIAJANDO EN AUTOMOVIL O AUTOBÚS
Una vez preparado y acondicionado el vehículo, si es particular, lo mejor que se puede hacer es inscribirse en una entidad Internacional como Automóvil Club, que ofrece garantías de seguridad en la vía, tanto para los viajeros como para el vehículo, brindando asesoría, guía turística, servicios de mecánica rápida y grúa, en el peor de los casos.  Con esta entidad, se puede obtener la planilla de viajes internacionales para el auto, que facilita los trámites en el paso de las fronteras.
Es recomendable elegir con antelación, la ruta que se desea, bien sea la ruta costera o la ruta Andina. Para tal efecto, el mapa es un elemento fundamental, en cada país se debe obtener la última versión publicada para evitar tropiezos de carácter técnico; ya que algunas carreteras de penetración o variantes, pueden encontrarse en reparación o cerradas por efectos climáticos.
Desde Colombia, se viaja sin interrupciones hasta la frontera con Ecuador, se recomienda pasar las fronteras en las horas del día, algunas fronteras las cierran en las horas de la noche. Desde Ecuador hasta la frontera con Perú, tampoco hay contratiempos, excepto las diligencias propias de los trámites de aduana y documentación de los viajeros.

Todas las carreteras de estos tres países, permiten visitar ciudades intermedias propias de un turismo cultural o de aventura.
Para visitar ciudades como Machupicchu en Perú, es preferible dejar el vehículo en un parqueadero de ciudad del Cusco, y viajar en tren hasta Aguas Calientes, allí encontrará  transporte en buses colectivos que lo llevarán hasta el complejo turístico de Machupicchu. Todas las demás ciudades y poblaciones, las podrá visitar en su propio auto, podrá visitar la ciudad de Puno, donde conseguirá un parqueadero por horas, mientras viaja en lancha hasta el Lago Titicaca del lado peruano.
El recorrido entre Chile y Argentina, es hermoso e inolvidable, siguiendo la costa, encontrará ciudades de incomparable belleza como Arica y de una calidez y simpatía sin igual en sus gentes. Ya en Buenos Aires, se recomienda buscar una guía turística adecuada que le informe hasta donde puede viajar con su auto hacia el sur.





EL REGRESO
Si el viaje lo realizó por la zona costera de ida, el regreso, le recomendamos que lo haga por la zona Andina, encontrará un paisaje diferente, así como la fauna y la flora totalmente exóticas y variedad de climas, aunque vaya preparado, el frío es la constante ya que tendrá alturas de más de 4000 metros sobre el nivel del mar. Tendrá ráfagas de vientos fuertes, areniscas, neblina y en algunas personas los síntomas del famoso “sorocho”o mal de altura.